25 Tips para mejorar y mantener la motivación

25 Tips para mejorar y mantener la motivación

La motivación es literalmente el deseo que tenemos de hacer cosas. Es la diferencia entre levantarse antes del amanecer para empezar un proyecto determinado y quedarse todo el día en casa viendo la televisión. Es el elemento crucial para establecer y alcanzar objetivos.

Las investigaciones demuestran que puedes influir en tus propios niveles de motivación, pero con demasiada frecuencia no lo hacemos. Mantener la motivación puede ser una verdadera lucha. Al tratar de mantener la motivación, nuestro impulso se ve constantemente asaltado por pensamientos negativos y ansiedades sobre el futuro.

Todo el mundo se enfrenta a la duda y a la depresión en un momento u otro. Lo que separa a los que tienen mucho éxito de los que fracasan es la capacidad de mantenerse motivados y seguir avanzando. Hay tres razones principales por las que la gente no consigue mantener la motivación.

Aquí tienes 25 Tips que puedes utilizar para mejorar y mantener la motivación.

Sin embargo, para cualquier proyecto nuevo, los tres primeros tips deben realizarse siempre para mejorar las posibilidades de éxito y ayudar a mantener la motivación.

1. Si no sabes lo que quieres conseguir, ¿cómo vas a saber cuándo lo vas a conseguir? Decidir exactamente lo que quieres hacer es el principio para mantener la motivación.

2. Determina los pasos para alcanzar tu objetivo. Hay cosas que necesitas hacer para cualquier otra cosa que quieras hacer. Saber cuáles son los pasos te dará una pauta. También te darán mini éxitos a medida que vayas completando cada paso.

3. Diseña un plan: aunque haya muchos pasos que dar, es necesario saber en qué orden tienes que conseguirlos. Si es posible, alterne entre los que son fáciles de conseguir y los que le llevarán más tiempo. De este modo, no pasará largos periodos de tiempo sin completar parte de su plan. Te ayudará a sentirte más exitoso si completas partes del plan con frecuencia.

Los objetivos proporcionan enfoque. Sin un plan guía, la gente tiende a ir a la deriva. Los objetivos también proporcionan un dispositivo de medición del progreso, aumentan la productividad, mejoran la autoestima y aumentan el compromiso, por lo que es más probable que consigas lo que te propongas conquistar.

4. Aumente el reto de su proyecto: si le falta motivación para hacer algo, pruebe con algo que nunca haya hecho antes. Simplemente la idea de hacer algo nuevo y emocionante puede darnos una motivación temporal.

5. Recuerde que el éxito es su responsabilidad personal: debe creer que la iniciativa, el esfuerzo y la persistencia son factores clave para alcanzar el éxito. Demasiadas veces, los individuos son más propensos a considerar que el éxito depende de los recursos disponibles y de las limitaciones situacionales. Simplemente dicen que la tarea era demasiado difícil por razones externas. Donde hay voluntad, hay un camino, y es su responsabilidad encontrarlo.

6. Piensa en las tareas exigentes como oportunidades: cuando te enfrentes a una tarea en la que el éxito es incierto, piensa en ella como un reto o una oportunidad. No piense en ellas como amenazas que pueden llevarle al fracaso y a la vergüenza. Esto hace que te rindas antes de empezar.

7. Recuerde que esforzarse por conseguir logros puede ser agradable: la perseverancia tiene su recompensa. Abordar cada tarea con dedicación, concentración, compromiso e implicación puede ayudarle a mantener la motivación. Es posible que descubras que lo disfrutas y que el obstáculo no es tan difícil como te lo imaginabas.

8. Aprenda a valorar el esfuerzo por el logro: si valora el trabajo duro en sí mismo, lo disfrutará más y, por tanto, estará más motivado. Por desgracia, demasiada gente lo ve como algo que no está "bien". Su excusa típica es que trabajar demasiado puede impedirles tener una vida social, o incluso provocarles un ataque al corazón. Sin embargo, lo que realmente hace es conducir al éxito y a la felicidad en sus vidas.

9. Mejora tus habilidades: a veces puedes tener un objetivo para el que no tienes las habilidades necesarias. No se dé por vencido. Las habilidades pueden mejorarse. A veces todo lo que se necesita es la práctica.

10. Aprenda lo que necesita aprender: Si la información le impide alcanzar sus objetivos, determine la forma de llenar las lagunas y añádala a su plan de acción. Esté dispuesto a estudiar y trabajar duro para alcanzar sus objetivos.

11. La persistencia funciona: el esfuerzo y el compromiso continuos superarán los obstáculos o fracasos iniciales. No veas un fracaso inicial como una señal de lo que está por venir. Recuerda el viejo dicho: "Si al principio no tienes éxito, inténtalo de nuevo". Una vez que consigas tu primer éxito de esta manera, serás menos propenso a rendirte y perder la motivación demasiado rápido en el futuro.

12. Intenta vivir en el ahora como si fuera el futuro que esperas tener: por ejemplo, si quieres perder peso, no pienses en ti mismo como alguien que lucha por perderlo. Piensa en ti mismo como alguien con un kilo menos. Piensa en ti mismo como alguien más sano y con un estilo de vida diferente. Para mantener este estilo de vida, tienes que comer más sano y hacer ejercicio. Piensa en cómo será tu vida entonces, y hazlo ahora.

13. Ponga sus objetivos por escrito: a veces, el acto de escribir lo que va a hacer es un fuerte motivador. Escribir los objetivos le ayuda a hacerlos más específicos y menos vagos. Cuando los escriba, utilice verbos de acción.

14. Asigna a todos tus objetivos resultados medibles: al hacerlo, te ayudará a saber cuándo has logrado cada objetivo que te has propuesto.

15. Especifique las fechas de finalización: no siempre completará sus objetivos en estas fechas, pero establecerlas le ayuda a mantenerse centrado en su finalización. Muchas personas trabajan mejor con fechas límite. No los hagas poco realistas, pero fíjalos de forma que tengas que esforzarte para conseguirlos.

16. Planifique y escriba cuál será su recompensa por alcanzar el objetivo: no tiene que ser una recompensa elaborada, puede ser sencilla.
Recompensarse a lo largo del camino es un gran motivador. Recuerda tu recompensa cada vez que empieces a sentir que tu motivación se agota, y puede aumentar tu deseo de alcanzar la meta.

17. Haga una lista de obstáculos: piense siempre en todo lo que puede interponerse en su camino y decida qué puede hacer con cada obstáculo. Si diseñas un plan, reducirás la influencia de cada obstáculo y aumentarás las posibilidades de que tengas éxito.

18. Anote los beneficios de alcanzar su objetivo: un factor de motivación importante es saber exactamente qué ganará al alcanzar su objetivo. Por ejemplo, mantener tu chequera equilibrada te dará más dinero para gastar, o caminar todos los días te ayudará a mantenerte más saludable y a reducir el estrés.

19. Divida los planes complicados en tareas manejables: sea específico sobre lo que hay que lograr. Al establecer objetivos en el camino, sus tareas parecerán más manejables y no abrumadoras.

20. No se avergüence de pedir ayuda: un compañero puede ayudarle a mantenerse comprometido y motivado. Busque modelos de conducta, personas que ya hayan alcanzado los objetivos que usted pretende alcanzar. Pídales consejo y sugerencias. Averigua cómo llegaron a donde están, e incorpora lo que aprendas a tu plan.

21. Organízate: estar preparado y organizado puede ayudarte a sentirte mejor sobre tu capacidad para alcanzar tus objetivos. Tener la información dispersa en demasiados lugares te hace sentir fuera de control y socava la motivación.

22. Tome en serio cada paso de su proceso: Piense en aprender a esquiar, por ejemplo. Al principiante le doy una lista de instrucciones: "inclínate hacia delante", "dobla los tobillos", "mantén el peso en el esquí de bajada", etc. Cada una de ellas es un paso explícito. El grado de seriedad con el que el esquiador intente aprender cada paso determinará el resultado.
Cada paso está separado, pero funciona conjuntamente para alcanzar el objetivo. No concentrarse en cualquier parte de los pasos puede hacer que te estrelles.

23. Aumente su interés en el objetivo: asegúrese de que está relacionado con sus valores y, si las conexiones no son obvias al principio, piense en cómo la tarea en cuestión complementa sus valores y objetivos generales. Si no lo hace, deberías pensar por qué está en tu "lista de tareas". Quizá sea una tarea que debas delegar o eliminar.

24. No procrastines: la procrastinación es una forma de fracaso de la autorregulación. El viejo refrán "Nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy" es uno de los que deberías seguir. Si lo haces con demasiada frecuencia, es posible que tu "mañana" no llegue nunca, y que no alcances tu objetivo.

25. Recuerda que la fuerza de voluntad es un recurso limitado: piensa en la fuerza de voluntad como en un músculo. Si no utilizas el músculo y lo ejercitas, se debilita cada vez más. Cuanto más utilice su fuerza de voluntad, más fuerte se volverá, al igual que un músculo. Si no la usas, eventualmente, puedes perderla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir