6 Tips para motivar a los demás

6 tips pata motivas a los demas

Es probable que haya momentos en su vida en los que necesite motivar a los demás. Los ejemplos obvios son cuando tienes responsabilidades de gestión en la empresa en la que trabajas o cuando tienes un negocio y empleas a gente. Pero también hay otros momentos en los que puede motivar a los demás.
Si eres padre, querrás motivar a tus hijos para que vayan bien a la escuela. Tal vez seas un entrenador deportivo y necesites dar un empujón a tu equipo tras una serie de resultados decepcionantes. O puede que simplemente quieras que alguien te ayude y necesites motivarle para que lo haga.

Así que aquí tienes 6 estupendos Tips para motivar a los demás:

Índice

    Escuchar a los demás.

    A mucha gente le resulta muy difícil escuchar a los demás. Puede haber varias razones para ello, pero la razón no importa. Hay que practicar la escucha de los demás para poder entender lo que les motiva y lo que quieren hacer.
    En un escenario empresarial, demasiados directivos se limitan a pronunciar un discurso y esperan que todo el mundo esté supermotivado. A veces esto puede funcionar, pero siempre es una buena idea escuchar. Cuando sabes lo que la otra persona busca puedes referirte a esto para motivarla.

    Haz las preguntas adecuadas.

    Otra buena forma de motivar a los demás es hacerles las preguntas adecuadas. Utiliza siempre preguntas abiertas para averiguar lo que necesitas saber. Por ejemplo, si quieres que alguien te ayude con algo, puedes preguntarle: "Tengo entendido que eres un experto, así que ¿cómo enfocarías esto?". La persona se sentirá motivada por el hecho de que pienses que es un experto.

    Proporcione ánimos.

    A la gente le gusta recibir ánimos. A veces pueden sentir que lo que quieres hacer está más allá de sus capacidades o que les sacará de su zona de confort. Así que dígales que realmente cree en ellos y que sabe que pueden hacerlo.

    Haz que te digan cómo van a abordar el problema.

    Una vez que hayas animado a una persona a hacer algo, aumenta su motivación preguntándole cómo abordará la tarea. Así, puedes preguntarle qué pasos va a dar o qué hará primero. Cuando te respondan dale más ánimos para que se le ocurra la idea.

    Ofrece tu ayuda a los demás.

    Esta es una buena táctica de motivación en la que normalmente no tendrás que hacer nada más que ofrecer tu ayuda. Cuando le hayas pedido a alguien que haga algo por ti y haya accedido, dile que si necesita tu ayuda estarás ahí para ella. La gente apreciará que le hagas este ofrecimiento. Les motivará porque saben que serás su sistema de apoyo si lo necesitan. La mayoría de las personas querrán resolver el problema por sí mismas, por lo que es poco probable que te pidan ayuda. Si te la piden, debes proporcionársela.

    Seguimiento.

    No te limites a pedir a los demás que hagan cosas por ti y no compruebes con ellos lo bien que lo están haciendo. Una sesión de seguimiento puede ser muy motivadora para otra persona. En primer lugar, estás mostrando interés por ellos y, en segundo lugar, estás ahí para ayudarles si tienen alguna dificultad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir